Tentempié: El pasado es un agujero en el que ponerse a cubierto

la foto

Una visita a una librería madrileña nos ofrece como sorpresa —además del choque de encontrarse a el Gran Wyoming y a Pablo Iglesias como caras en portada de los libros destacados en la sección de historia (a Podemos, hay que decirlo, deberían estar pagándoles derechos la mitad de las editoriales españolas, entre libros con la palabra “casta” en el título y, sencillamente, libros sobre ellos)— la proliferación de colecciones dirigidas a la nostalgia de aquellos que se encuentran hoy en el segundo tramo de la treintena o en los primeros cuarenta. Continue reading

Advertisements