Cerrado por movimientos sociales: ligero

Captura de pantalla 2015-05-27 a las 20.50.25

Este pasado domingo debía haber escrito otro feuilleton —demasiado retraso acumulaba ya— pero no pude evitar quedarme pegado a las elecciones. En parte por ver cuál había sido esta vez el destino final del voto que había depositado horas antes en una urna. Con frecuencia he visto mi voto robado por la fórmula que rige el sistema electoral o devuelto, en su sobre aún sin abrir, cuando he votado desde fuera de España. Al mismo tiempo el seguimiento de la información post electoral pronto se convirtió en otro feuilleton en potencia. El proceso era el mismo: pensar lo que estaba observando para tratar de contármelo a continuación. Continue reading

Tentempié: El pasado es un agujero en el que ponerse a cubierto

la foto

Una visita a una librería madrileña nos ofrece como sorpresa —además del choque de encontrarse a el Gran Wyoming y a Pablo Iglesias como caras en portada de los libros destacados en la sección de historia (a Podemos, hay que decirlo, deberían estar pagándoles derechos la mitad de las editoriales españolas, entre libros con la palabra “casta” en el título y, sencillamente, libros sobre ellos)— la proliferación de colecciones dirigidas a la nostalgia de aquellos que se encuentran hoy en el segundo tramo de la treintena o en los primeros cuarenta. Continue reading

Donde dije digo, digo pueblo: Víctor Lenore, “Indies, hipsters y gafapastas. Crónica de una dominación cultural”

indies

Los relatos de conversión tienen un encanto limitado para quien no los ha vivido. En los años treinta del pasado siglo fueron muy comunes, y más aún en las décadas siguientes, ya fuese para descargar conciencias o corregir errados entusiasmos revolucionarios. En los últimos años han proliferado de nuevo en España, en la forma pequeños relatos de la experiencia transformadora y el despertar a una conciencia social compartida propiciadas por la participación en el 15-M Continue reading

Ciencia ficción de Estado: “El ministerio del Tiempo”

tiempo

Más de cincuenta años después de que la BBC estrenase “Doctor Who” la televisión estatal española se propone dotar al imaginario nacional de sus propios viajeros temporales —que no espaciales— con “El Ministerio del Tiempo”. Pero si los viajes del Doctor aparecieron por primera vez ante los ingleses con una visita al comienzo mismo de la humanidad, tras haber recogido a sus acompañantes en una escuela, el inicio y los mitos de origen con los que “El Ministerio del Tiempo” juega son muy diferentes. Continue reading