Dietario: Lorde, “Green Light” (2017)

La primera impresión de “Green Light”, el nuevo single de Lorde, da que pensar. ¿Nos equivocamos la primera vez que la escuchamos? Es como si hubiésemos oído sólo notas alternas, leyendo en esas melodías incompletas toda una tradición de pop electrónico post punk dirigido a adolescentes. Como si nuestros oídos se hubiesen cerrado a las notas que remitían al pop de consumo más intrascendente que derivó de aquel núcleo experimental. 

Cuando sonaban o vuelven a sonar esos pianos house en discos de New Order no podemos sino considerarlos (erróneamente, sin duda) citas intelectualizadas a lo que fuera underground de la música como experiencia colectiva, como parte del club, por parte de un grupo de art rock, pero cuando aparecen en “Green Light” remiten, por alguna razón, a los momentos más intrascendentes de una Madonna. Y sorprende.

De videos como “Tennis Court”, en el que parecía por momentos una Zola Jesus mainstream, hemos pasado al enésimo ejercicio de contorsión pop (medio cuerpo fuera de la ventanilla de un coche en marcha) y no nos queda sino preguntamos si sólo escuchábamos a medias la primera vez que escuchamos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s