Dietario: “The Duke of Burgundy” (Peter Strickland, 2016)

the-duke-of-burgundy

Un mundo sin hombres. Una pareja de mujeres que mantiene una relación sadomasoquista en la que los papeles de dominada y dominante están perfectamente delimitados. O no, porque es la dominada quien imagina el guión, escoge la vestimenta y mide los tiempos de todas las humillaciones que desea, que gusta sufrir. Una relación asimétrica que nos desvela, poco a poco, con sutilidad perfectamente medida, cómo agota a quien debe dominar. Fuera de esas complejas pero repetitivas puestas en escenas del deseo y de la intimidad que las rodea sólo tenemos acceso a la pasión con la que ambas mujeres se dedican al estudio y el coleccionismo de polillas y gusanos, compartida con las asistentes a la sociedad de conferencias dedicada a este tema que frecuentan. Todo ello escrito y rodado por Peter Strickland como si fuese una más —pero una de las mejores— películas eróticas de autor que se rodaron en los años sesenta y setenta por toda Europa. Toda la historia atrapada en un ejercicio de estilo de erotismo sutil y elípsis perversas, acompañada por una banda sonora de susurros y detalles de pop barroco. Continue reading

Dietario: “Z is for Zachariah” (Craig Zobel, 2015)

ZisforZachariah

Z is for Zachariah es una bienvenida adición al hoy un tanto superpoblado canon de las ficciones postapocalípticas, en este caso abordado desde el tono menor de esa ciencia ficción que se acerca al cine independiente americano clásico y que se ve antes en Sundance que en ninguna otra pantalla.  Continue reading

Dietario: Bad Disney

BadDisney
El proceso de apropiación del imaginario de una generación que hoy abandona la treintena, a golpe de compra de franquicias —ya sea, como Star Wars, de manera individual, o, como en el caso de Pixar y Marvel, en paquete—, por parte de The Walt Disney Company puede hacernos pensar que Disney es la más pura encarnación del mal en la industria cultural. Por su parte Disney, siempre tan necesitado de malos, parece tener claro que el mal somos nosotros, (casi) todos los demás.

Continue reading

¡Consumamos alta visualidad!: “High-Rise” (Ben Wheatley, 2016)

Ben-Wheatley-High-Rise

 

Ir al cine para ver una novela revela, cuando menos, una incomprensión profunda del funcionamiento de ambos medios, de su temporalidad y de la forma con que nos presentan su pensamiento. Lo que me llevó a High-Rise (Ben Wheatley, 2016) no fue, por tanto, el (imposible) deseo de ver la novela de J. G. Ballard tras haberla leído, sino el interés por  experimentar una nueva película de Ben Wheatley, un director que ya desde los títulos de crédito de su primer largometraje mostró poseer un intenso sentido estético de la imagen cinematográfica.

Continue reading

Dietario: “The Big Lebowski”, sátira política

TheBigLebowski

 

Parece fuera de duda que The Big Lebowsky (1998) debe ser contada entre las comedias de los hermanos Coen, sin dejar de ser por su estructura otra más de sus utilizaciones perversas de todos los tropos del noir. Pero al volver a verla no hay duda de que debería ser pensada también como una sátira política. Hace casi una década David Haglund se adentró con “Walter Sobchak, Neocon”, un artículo publicado en Slate, en una lectura política de la película. Pero por centrarse en exclusiva en el personaje interpretado por John Goodman dejaba escapar algunas de las lecturas posibles con mayor filo.

Continue reading

Dietario: “The Lobster” (Yorgos Lanthimos, 2015)

LocoLangostaMosca

 

Llego tarde y llevado de la mano a The Lobster (2015), escrita por Efthymis Filippo y por su director, Yorgos Lanthimos, del que no tenía referencia previa alguna. Puede que el fondo de esta exploración y condena del modo en que la sociedad confiere un estatuto de prestigio a las relaciones de pareja sea algo mezquino en sus argumentos, pese al valor de satirizar tanto a los que militan en la soltería como los que lo hacen del lado de la necesidad de la pareja.

Continue reading

“Transformers: Age of Extinction” o La gran novela americana c. 2014

WilliamFaulknerMichaelBay

Las películas de Michael Bay suelen ser rechazadas como parte del sistema de valores cinematográficos contemporáneos, acusadas, entre otras cosas, de superficialidad, de espectáculo visual carente de contenido, dirigido sólo a su explotación en el mercado. Así se ha pensado en particular la monstruosa serie de películas dedicadas a Transformers, los juguetes de Hasbro que han conocido diversas encarnaciones mediáticas a lo largo de los años hasta llegar a estas películas espectáculo total. Lo problemático de esta acusación, sea cierta o no, es que presupone que la superficialidad de un objeto dirigido al consumo carece de significado social, frente a la que se piensa como rica textura semántica de la obra artística.  Continue reading