“Wimbledon Green” o una pequeña filosofía cínica del coleccionista

SethWimbledonGreen

Nadie pondría en duda que la nostalgia aparece como el elemento clave de la obra del narrador gráfico Seth. Esa pequeña sátira que es la nouvelle Wimbledon Green, surgida de uno de sus cuadernos de trabajo y publicada en 2005 por Drawn and Quarterly, participa sin duda de la exploración general de aquella, pero lo hace llevándonos poco a poco hacia una dimensión del comportamiento humano que poco tiene que ver con la amable tristeza o el recuerdo maravillado que solemos relacionar con la nostalgia. Continue reading

Advertisements

“Transformers: Age of Extinction” o La gran novela americana c. 2014

WilliamFaulknerMichaelBay

Las películas de Michael Bay suelen ser rechazadas como parte del sistema de valores cinematográficos contemporáneos, acusadas, entre otras cosas, de superficialidad, de espectáculo visual carente de contenido, dirigido sólo a su explotación en el mercado. Así se ha pensado en particular la monstruosa serie de películas dedicadas a Transformers, los juguetes de Hasbro que han conocido diversas encarnaciones mediáticas a lo largo de los años hasta llegar a estas películas espectáculo total. Lo problemático de esta acusación, sea cierta o no, es que presupone que la superficialidad de un objeto dirigido al consumo carece de significado social, frente a la que se piensa como rica textura semántica de la obra artística.  Continue reading

Be a (wo)man: “Mad Men” desde su último episodio

MadMen1-7

Es fácil que el espectador regular de Mad Men se haya preguntado, al menos desde su segunda temporada, por la calidad y el valor finales de la serie como narrativa. Tras el impacto de los trece episodios iniciales, construido en gran medida sobre el misterio de la personalidad de Don Draper —o, más bien, de Dick Whitman—, que pareció constituirse como el centro del relato, esa segunda temporada nos mostró sin embargo una rápida acomodación en los principios de la soap opera. Comenzó entonces la constante recurrencia a los problemas de Don Draper frente al trabajo y las relaciones personales, alternando entre las fases de ajuste y desajuste del personaje con su entorno. Esta estructura básica proliferó también en las vidas de los restantes personajes, contribuyendo al anclaje de la serie en nuestro deseo de espectadores, generando la familiaridad que hace funcionar a toda buena soap opera.   Continue reading